El Gobierno de España califica de “inaceptables” las subidas arancelarias por parte de EEUU

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha destacado que el Gobierno de España considera “inaceptables e injustificados” los aranceles adicionales de Estados Unidos a productos de la UE, entre ellos al aceite de oliva y a las aceitunas de origen español.

Planas compareció el pasado viernes ante los medios de comunicación para informar de la deliberación del Gobierno en relación a la lista provisional de productos de la UE a los que se aplicarían aranceles adicionales por parte de Estados Unidos como compensación por las ayudas públicas concedidas al consorcio Airbus (España, Reino Unido, Francia y Alemania), conflicto dirimido en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según señaló, el Gobierno de España considera “inaceptable” que el sector agroalimentario español pueda sufrir las represalias comerciales de un conflicto de la industria aeronáutica y confió en el margen de negociación que aún existe entre la Comisión Europea (CE) y Estados Unidos, ya que el próximo 14 de octubre se reúne en Ginebra el órgano de solución de diferencias de la OMC y que esta lista se anule total o parcialmente.

La postura del Gobierno de España es de “instar firmemente” a la CE para que lleve a cabo todas las acciones necesarias para que “esa lista no llegue a entrar en vigor como tal”.

En este sentido, Planas recordó que de acuerdo a la tradición de un comercio multilateral basado en reglas lo normal es entrar ahora en ese proceso negociador. Además, al existir dos paneles “cruzados”, en referencia al panel contra las ayudas concedidas por Estados Unidos a Boing, estas medidas no se apliquen, ya que en unos meses la UE estará en condiciones de aplicar subidas arancelarias a los productos estadounidenses.

Planas indicó que hoy se reunirá con las Comunidades Autónomas y mañana martes con los sectores agroalimentarios afectados (aceite de oliva, aceituna de mesa, vino, quesos, cítricos y carne de porcino) para trasladar una posición común en defensa de los intereses españoles.

El Ministro mostró su solidaridad con los sectores que se podrían ver perjudicados por estas medidas de retorsión de Estados Unidos que “no están justificadas” y añadió que la postura del Gobierno de España es “clara y firme” en contra de estos aranceles adicionales.

Planas reiteró que espera una solución favorable y que de lo contrario habría que analizar mecanismos de apoyo a los sectores afectados en el seno de la UE, si bien todavía continúa en la fase de negociación en referencia a la reunión del 14 de octubre en Ginebra.

Medidas

Por su parte, desde Presidencia de Gobierno avanzaron que el secretario de Estado para la Unión Europea ha convocado al Embajador de Estados Unidos para transmitirle el rechazo frontal del Gobierno a estas medidas. Además, este miércoles Luis Planas viajará a Bruselas, acompañado de la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Mendez, para debatir con la Comisión Europea las medidas necesarias y urgentes de respuesta.

En el ámbito comercial, de confirmarse los aranceles, el Gobierno aseguró que pedirá a la Comisión Europea la adopción de acciones inmediatas de respuesta frente a las subidas arancelarias sobre la base del caso DS108 referido a las subvenciones del Foreign Sales Corporations (FSC). Según recordó, en 2004 la OMC otorgó a la UE el derecho de imponer contramedidas por valor de más de 4.000 millones de euros que nunca fueron aplicadas en toda su extensión. La UE ha conservado el derecho a restablecer la legislación necesaria para imponer contramedidas de manera inmediata en pleno cumplimiento de las normas de la OMC.

Además, el Gobierno va a solicitar a la Comisión Europea de manera inmediata la movilización de recursos financieros comunitarios en el marco de la gestión de crisis para el sector agrícola, con el objeto de poder atender las medidas necesarias para mitigar los efectos que puedan tener los aranceles sobre el sector productor; la activación del mecanismo de ayuda para el almacenamiento privado de aceite de oliva, ya que con este mecanismo se da una ayuda por tener almacenado el aceite de oliva, cubriendo los costes financieros y de almacenamiento; y la activación de medidas de promoción de la PAC en terceros países para los productos afectados.

Desde ICEX se reforzará la promoción internacional de los sectores afectados, tanto en el propio mercado de Estados Unidos, como en mercados alternativos de rápido crecimiento y alto potencial. En el caso de Estados Unidos, que es ya el mercado en que este organismo realiza mayor número de acciones de promoción relacionadas con alimentos, vinos y gastronomía, la promoción en ese mercado se centrará especialmente en segmentos de alto valor añadido, con el objetivo de paliar el impacto que tendrá el alza en los precios de estos productos sobre la demanda de los consumidores estadounidenses.

Andalucía

A su vez, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Andalucía, Carmen Crespo, recalcó que la Junta está “preocupada” por la posibilidad de que se impongan nuevos aranceles a las exportaciones andaluzas a Estados Unidos, pero, al mismo tiempo, “también estamos trabajando en ello”. Al respecto, puso en valor la implicación del propio presidente del Gobierno autonómico, Juanma Moreno, que “en nombre de todos los andaluces, va a defender al sector en Bruselas y, además, trabajará conjuntamente con la Comisión Europea en los informes de impacto que sean necesarios”.

Entre otras actuaciones puesta ya en marcha por el Gobierno autonómico, desde Andalucía se está elaborando un estudio sobre el impacto en el sector agroalimentario del territorio de esta nueva amenaza norteamericana.

Andalucía ha exportado alimentos y bebidas a Estados Unidos por valor de 435,8 millones de euros durante los siete primeros meses de 2019, destacando especialmente las ventas de aceite de oliva (216,6 millones de euros) y de aceitunas preparadas (89,3 millones de euros).

Fuente: REVISTA MERCACEI