El senador Rubén Uñac pidió proteger la olivicultura del país

Esta semana el legislador nacional junto a su par Cristina López, solicitaron la exclusión del aceite de oliva y de la aceituna de mesa, de la negociación UE-Mercosur.

El doctor Rubén Uñac solicitó esta semana formal y públicamente proteger la industria olivícola, solicita la exclusión del aceite de oliva y de la aceituna de mesa, de la negociación Unión Europea UE-Mercosur.Junto a la senadora nacional por San Juan Cristina López de Abarca, vicepresidente de la Comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeña y Mediana Empresa del Senado de la Nación, firmaron y difundieron una declaración conjunta señalando: “Su preocupación y rechazo ante la iniciativa del Gobierno nacional de incluir a los productos olivícolas en los eventuales acuerdos de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, medida que, de concretarse, eliminaría aranceles a las importaciones de aceites y aceitunas provenientes de Europa, o que implicaría un grave perjuicio para las economías regionales de nuestro país en general y particular para el sector olivícola argentino”.

Los privados

El comercio internacional sigue jugando un papel fundamental en el desarrollo del sector olivícola nacional.Por ello, según indicara agradecido de los legisladores Juan Pablo Castellano, presidente de la Cámara Olivícola de San Juan; junto su secretaria Patricia Calderón presentaron un documento a los senadores sanjuaninos, obteniendo la declaración anterior. Suplemento Verde de Diario de Cuyo tuvo acceso a dicho informe, señalando que la olivicultura argentina, “sigue en estado de Alerta, dado el estado de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Mercosur y la Unión Europea -UE-, debido a que en el caso de reducir los aranceles de ingreso de aceite de oliva, el sector se vería fuertemente perjudicado””Por ello la industria olivícola, solicita la exclusión del aceite de oliva y de la aceituna de mesa, de la negociación UE-Mercosur”, afirma.

Acciones

“La Cámara Olivícola de San Juan junto a la Federación Olivícola Argentina (FOA) y las Cámaras que la componen, se expresó a la opinión pública en general y a las autoridades provinciales y nacionales en particular, a los efectos de solicitar la exclusión del aceite de oliva de la negociación Unión Europea (UE)-Mercosur por considerarlo un producto sensible”.”Nuestra preocupación y toma de posición se originó en la toma de conocimiento de que el Aceite de oliva virgen extra, posición arancelaria número 1509.10, va a ser incluido en la lista de productos desgravados dentro del acuerdo UE-Mercosur, como contrapartida a la aceptación por parte la UE de la totalidad de los productos exportables ofrecidos por el Mercosur en la última reunión de negociación en diciembre del 2017, no teniendo certeza de cómo se actuara con la aceituna de mesa, posición arancelaria número 2005.70″.

Suma también a sus argumentos, la posición de la Federación Olivícola Argentina -FOA-: “claramente expuesta ante las autoridades del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el día 15 de enero de 2018, con la presencia de los representantes argentinos en la negociación, la Secretaria de Mercados Agroindustriales y la Secretaria de Alimentos y Bebidas. En aquel momento, manifestamos nuestra imposibilidad de competir abiertamente con los aceites de oliva elaborados en las UE dadas las asimetrías que generan los numerosos subsidios, tanto en cantidad como en magnitud, que en dicha región se aplican a la cadena olivícola”.

“La consecuencia clara y directa es que la medida pone en peligro de desaparición a la industria olivícola nacional, con el efecto directo de pérdida, no solo de actividad industrial, sino de miles de puestos de empleo, afectando a su vez a muchas industrias proveedoras de bienes y servicios al sector y generando, en definitiva, implicancias socioeconómicas en todas las provincias productoras del oeste argentino, causando el efecto directo de perdida, no solo de actividad industrial, sino de miles de puestos de empleo”. Y agrega: “En tal sentido y dada la magnitud del daño a ocasionar y sus consecuencias, solicitamos la intervención inmediata y directa de los señores Legisladores de las provincias productoras ante las autoridades nacionales para que nuestra petición sea tenida en cuenta”.

“Es fundamental para el futuro de la Olivicultura nacional y la de San Juan en particular, que dicha negociación excluya a nuestra producción de dicho acuerdo”.”Creemos indispensable que Argentina mejore sus relaciones comerciales internacionales y que este Tratado podría servir para dicho objetivo, pero prestando especial atención a la posición de la Olivicultura como así también al resto de la producción agro industrial de nuestro país”, agrega el documento.”Respetuosamente, buscamos una cabal interpretación de la situación de nuestra actividad a fin de evitar consecuencias negativas similares y tal vez peores, a las que trajo la confirmación del Tratado Mercosur – Egipto”, afirma finalmente.

Fuente: Suplemento Verde